Carta de Ariel Oyarzún

Fecha

Del 21 al 27 de junio de 2021.

Hola, Jara … ¿Cómo estás?

Qué gusto leer, imaginar, sentir por medio de esta carta tu energía siempre positiva es algo que siempre saca en mí una sonrisa. Me gustaría comenzar mencionándote que no sé por qué tengo tan encarnado en mi ser que la carta es algo súper formal y, por mi carácter informal, no acostumbro ni a enviar ni a recibir cartas, XD — jajaja — mas, me han parecido súper nutritivas tus palabras y reflexiones. Lo que me has enviado me ha dejado pensando justamente en por qué pienso que es un acto de formalidad (¡taaaan graaande!) escribirla.

Otra cosa que me ha parecido interesante, tanto de tu carta como de las otras, es sentirme acompañada en mi exploración dentro del área de las artes y lo que es sumergirme en el océano denominado MEDIACIÓN ARTÍSTICA.

Yo siempre he dedicado mi quehacer artístico a desarrollar prácticas en espacios no convencionales. Con esto me quiero referir a lo que la estructura hegemónica de las artes ha impuesto como modelo tanto del “dónde”, como el “cómo” y “quiénes”. Esto me ha llevado a encontrar, dentro de mi praxis una cercanía con la mediación artística, el modo que tiene de interactuar en comunidad y la resistencia que genera hoy cuando logramos preguntarnos ese lugar que nos transgrede. Yo, actualmente, en las artes trabajo con diferentes “roles”, por así llamar a mi quehacer como artista-educador donde trabajo, en jardines infantiles y escuelas con niños y niñas de dos a doce años. Además, me desenvuelvo como intérprete de danza contemporánea. Este último tiempo he podido explorar las herramientas audiovisuales y ya, desde el 2020, en LIQUENLAB hemos podido dar un espacio más dedicado a mediación artística, donde me han dejado como encargado. Somos nuevos creando mediación artística, pero desde siempre, como Liquenlab, hemos venido mediando el territorio, arte contemporáneo, tecnología y uso de los nuevos medios a través de nuestras actividades. Al laboratorio virtual de mediación artística lo hemos llamado así, puesto que iniciamos con este proyecto (ya financiadas las acciones de mediación y a mí, como mediador) justo antes de pandemia; entonces, me vi realizando mis primeras acciones de mediación artística gracias a esta nueva manera de interactuar.

Bien, Jara, ahora en esta parte de mi carta te dejaré una parte de la información que hemos podido ir bajando con mis compañeras. Lo que tengo aquí para compartirte es algo formal, pero, dentro de mi carácter informal y con lo que me cuesta sistematizar, siento mucho cariño de compartirte esto. Espero no te aburra XD.

MEDIAR DESDE LOS DESBORDES DEL “FIN DEL MUNDO” EN EL AÑO CERO

Un poco de historia desde octubre del 2019 …

El flujo normal de actividades y su mediación se vieron afectadas desde octubre pasado con el estallido social. Dentro de la programación del Encuentro de Artes Mediales, LUMEN fue la primera actividad que Liquenlab tuvo que enfrentar. Desde el año 2018, la línea curatorial de trabajo de Liquenlab, y por ende LUMEN, ha estado inscrita bajo la visión crítica de la conmemoración de los 500 años de la circunnavegación y del paso por el Estrecho. Las manifestaciones sociales de octubre del 2019 representaron para nosotros la

oportunidad de enlazar estos acontecimientos con la crisis de un modelo que se despliega hace 500 años y que en Chile tuvo su experimento más profundo con el golpe de estado y los gobiernos que lo sucedieron. En ese primer escenario, el encuentro de arte contemporáneo y artes mediales LUMEN volcó toda su programación en contribuir a la visibilización de las demandas sociales de la región. Las actividades tomaron otros tintes; por ejemplo, se volvió a la confección de murales en Punta Arenas y, en cuanto a Puerto Natales, se realizaron talleres de animación que se proyectaron en acciones guerrilla en diferentes puntos de esa ciudad. A esto se suma, a principios de marzo, una visita de dos artistas invitados desde Italia, quienes se internaron en las protestas, obteniendo perspectivas territoriales locales de la situación país que estamos viviendo, sin imaginar hasta ese momento lo que estaría por ocurrir con esta nueva situación de crisis sanitaria mundial.

Desde este punto, ¿cómo mediar obras o propuestas de artes mediales en una región que vive tan lejos de los epicentros culturales? Si a esto le sumamos, hoy, la situación de pandemia que nos acontece, el panorama es de una completa extrañeza.

LIQUENLAB Y MEDIACIÓN ARTÍSTICA

¿Por qué hacer mediación artística?

El arte siempre ha sido una expresión reflejo de nuestro replanteamiento social, desarrollo en colectivo, de transformaciones paradigmáticas y acciones creativas que buscan soluciones a problemáticas sociales. Entonces, tomamos la mediación artística como un dispositivo que impulsa a analizarnos culturalmente, a comprender nuestras tradiciones, a percibir nuestra identidad, reflexionando sobre nuestras relaciones tanto con el arte como con el territorio que habitamos y las relaciones transpersonales que construimos.

Vivir experiencias de mediación desencadena encuentros sorpresivos en el modo en que interactuamos socialmente con el arte, puesto que establece un espacio común de diálogo entre los artistas y la comunidad, viviendo experiencias transdisciplinarias que visibilizan de manera creativa el significado, valor e importancia del arte dentro de nuestra sociedad. Esto abre paso a un flujo recíproco de información entre la comunidad (personas menos vinculadas al ámbito artístico de un territorio) con la comunidad artística (hablamos de artistas, curadores y todo rubro más interiorizado en el ámbito) permitiéndonos fortalecer, ampliar y diversificar audiencias. Como artistas, es importante que nuestras obras sean complementadas por la audiencia, ya que consolida el vínculo inherente de los espectadores hacia “el arte” (pieza de arte, producto artístico, creación artística, producción artística, etc.) y/o “área artística” (disciplina o lenguaje artístico; ej., cine, literatura, danza, entre otras), facilitando la libre opinión de una comunidad que expresa sus perspectivas de manera personal o colectiva de “las mismas”. Mediar artes posee la habilidad de revelar información desde el público hacia las creaciones artísticas llevando así a los artistas a indagar en nuevas estrategias de investigación, creación y producción de arte.

¿Qué queremos lograr con la mediación artística?

A través de nuestro plan de acciones para la mediación artística, buscamos visibilizar los vínculos existentes entre la comunidad, el arte contemporáneo y la ciencia, como herramientas de observación territorial, replanteando, de manera crítica, nuestra identidad (y las formas en que habitamos la Patagonia). Crear espacios horizontales de diálogo de carácter reflexivo donde artistas y comunidad generen un cruce (flujo) de información, planteado desde la relación que existe entre la obra de arte y el espectador. Esta relación la vinculamos con los procesos de transformación social, por medio del concepto de apreciación estética a la que, más que darle una definición, diseñaremos ejercicios para su comprensión perceptiva y su importancia, más allá del uso de este en el área de las artes.

¿Cómo queremos realizar mediación artística?

Elaborar mediación artística requiere una planificación que, si bien en su formulación está guiada por metodológicas, corrientes de aprendizaje, disciplinas artísticas, etc., nunca deja su carácter sensible, artístico e híbrido creativo, dado por nuestra contemporánea “cultura pluricultural” en la cual estamos inmersos. Entenderemos, entonces, el despliegue de las habilidades blandas para ser estimuladas a través de nuestras prácticas de mediación y el aprendizaje horizontal. La mediación de arte propone una línea de acción más participativa e interactiva entre los roles que se dan dentro del “evento artístico”, donde se muestra “la pieza de arte”, permitiéndole sentir los estímulos que esta le otorga y reflexionar en un campo más espontáneo, de carácter cualitativo, rico en diversidad, de prácticas artísticas democráticas y libre albedrío.

Desde el área de mediación artística se propone que, con cada intervención, el observatorio de saberes siga indagando sobre conocimiento situado, que se levanta en torno a las afecciones que generan las artes en las interacciones socioculturales. La experiencia pasa por una mirada que pone atención “al proceso” en que se desarrolla la actividad ANTES – DURANTE – Y DESPUÉS.

CAMINOS EN NUESTRAS PRÁCTICAS …

Dentro del “Laboratorio virtual de mediación artística”, al que denominamos como “un espacio que nos permite estar tanto en la práctica como la investigación y estudio”, nos encontramos mediando con tres posibles caminos para comunicarnos con las participantes, donde tanto la experiencia como la inexperiencia nos permitió gravitar por medio de los conceptos o ideas que resonaban en nuestro quehacer…

Proponemos entender que estaremos mediando:

1) Arte como “Obra de arte”
2) Arte como “Disciplina artística”
3) Arte como “Experiencia”

Arte como “Obra de arte”

Guiaremos nuestras experiencias sensoriales para que cada participante se vea inmerso, en forma personal, con las prácticas artísticas desde sus hogares, intentando percibir nuestro cuerpo y desarrollar la apreciación del entorno.

Luego, planteamos la obra de arte a mediar, generando una introducción de ciertos términos fundamentales desde donde observamos las preguntas gatillantes. En un ejercicio desde lo individual hacia lo colectivo, estableceremos comunicación de nuestras apreciaciones de manera recíproca entre la comunidad y las/os artistas creadores.

Para finalizar, visualizamos los conceptos fundamentales extraídos del debate, con el fin de conectar los saberes e invitándoles a transformar, a cada una, la pregunta antes realizada para que así cada participante cree una nueva pregunta que quede abierta, sin respuesta, convirtiendo a dicha pregunta en la reflexión que genere esta experiencia.

Arte como “disciplina artística”

Para mediar una disciplina artística entablamos un juego de roles, existentes dentro de las relaciones socio-artísticas

(intérprete, creador, espectador, pedagogo, mediador, etc.), permitiéndoles a los participantes de la mediación generar la toma de decisiones dentro de la práctica artística o performance que se esté desarrollando; metafóricamente, una “creación colectiva”.

Para ello, transmitiremos, por medio de una comunicación interactiva (30% teoría y 70 % práctica), conceptos de la composición que cada artista invitada/o sienta importante entregar desde su quehacer artístico hacia la comunidad. A continuación, se les invita a un laboratorio donde los participantes puedan ser, por un momento, directores de esta pieza artística de carácter in situ, co-creando en conjunto una “obra de arte”.

Arte como “Experiencia”

Dentro del área de mediación, este proceso de diseño abre la puerta de a la investigación que estamos sosteniendo, donde, después de haber encontrado la forma de mediar arte “como obra y/o como disciplina artística”, hoy surge la posibilidad reflexionar y mediar “LA EXPERIENCIA” que toma a la RESIDENCIA ARTÍSTICA RADICANTES 2020, tanto en términos conceptuales como creativos, para interactuar con la comunidad. Esta interacción nos permite gravitar abordando la experiencia personal de los artistas y recogiendo sus reflexiones como perspectivas a transmitir por medio de esta mediación. Rescataremos, simbólicamente, cómo la residencia artística RADICANTES transforma la cultura subantártica permitiéndonos deconstruir nuestra identidad teniendo una lectura subversiva y desarticulando nuestras prácticas dogmáticas en/con las artes.

Inquietudes desde LiquenLab hacia la Mediación

Mediación artística es una experiencia personal o colectiva que busca movilizar el vínculo existente entre las bellas artes, el desarrollo social y el

empoderamiento territorial local a través de las prácticas artísticas. Habilita a una sociedad que diversifica las perspectivas con las que podemos reconocernos como cuerpxs habitantes de un territorio, permitiendo imaginar su realidad y proyectar sus intenciones para transformar nuestra identidad a través de las experiencias artísticas.

Para ello, trabajaremos con diferentes exposiciones, performances, piezas audiovisuales, investigaciones creativas, ejercicios sonoros o coreográficos, entre otros, que permitirán desarrollar estrategias para abordar el “pensamiento crítico” transmitiendo a la comunidad nuestros enfoques:

– Ecología, con conciencia feminista e inclusiva
– Tecnología y nuevos medios
– Arte contemporáneo y ciencia

Jara, … bueno, espero que hayas podido disfrutar algo de lo que te he compartido. Estoy lleno de preguntas, siempre en el ámbito de la mediación, y hay cosas con las que, por momentos, no sé hacia dónde ir. A su vez, también pienso por qué estamos haciendo esto … qué nos lleva a querer expandir las artes; como también me pregunto ¿por qué es necesaria la mediación?, ¿quién les quitó el arte a las personas?, ¿por qué las personas sienten que el quehacer artístico es solo de los artistas? … y así también nos gustaría invitarte a que te preguntes:

Entonces, cuando somos testigos de cómo nuestras micorrizas en Liquenlab se han expandido con más fuerza en tiempos de pandemia y siguiendo el espíritu anticolonial de las anteriores líneas curatoriales, nos planteamos si es posible una interpelación para imaginar nuevos mundos, otros mundos posibles desde este Sur-sur.

Nuevos mundos, más diversos e inclusivos; nuevos mundos más simbióticos y colectivos; nuevos mundos con conciencia feminista, más afectivos y resistentes.

¿Podemos plantear, desde el llamado “fin del mundo”, un nuevo mundo?

Querida Jara: Te enviamos desde tierras australes, como equipo Liquenlab, un abrazo que mira hacia el cielo desdibujando las fronteras impuestas y que bosqueja una nueva manera de sentirnos juntas.

Se despide atentamente,

ARIEL

P.D.: Jara, frente a tu pregunta, ¡claro que podríamos vernos en un futuro no muy lejano!


Liquenlab

Somos una plataforma creativa y un laboratorio de investigación territorial emplazado en Punta Arenas, con extensiones de agrupaciones sociales, culturales y de educación en Puerto Natales, Porvenir y Puerto Williams, que busca impulsar proyectos de creación contemporánea, propiciando la relación entre arte, ciencia y naturaleza, utilizando las nuevas tecnologías como medio exploratorios y expresivos.

Liquenlab está dividida en distintas áreas a cargo de quienes las integran: dirección general Sandra Ulloa, comunicaciones Lorena Álvarez y producción general María Paz Calabrano, dirección de contenido Nataniel Álvarez, mediación artística Ariel Oyarzun.

https://liquenlab.cl/


CoRЯespondencias es un proyecto de mediación cultural, en el que se comparten experiencias de 15 mediadores de España y Chile a través del intercambio epistolar. 

Semanalmente publicaremos una carta hasta el 21 de junio.

Imagen realizada por Simón catalán ilustrando la carta de Aiskoa

Más información:

Imagen Simón Catalán

Más actividades

septiembre 2021

lu ma mi ju vi sa do
30 31 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 1 2 3

Relacionados