El mundo vegetal que nos envuelve

La naturaleza silvestre desde mi casa

Fecha

Del 5 al 18 de enero de 2021.

Durante los meses de enero y febrero volveremos a realizar el laboratorio virtual, «la naturaleza silvestre desde mi casa» donde a través de los sentidos,  la observación y el dibujo, exploraremos la naturaleza.

Enviarnos a ccesantiago.actividades@gmail.com tus dibujos y observaciones y juntos construiremos una gran bitácora virtual donde quedarán registradas nuestras preguntas y descubrimientos.

 

 


ACTIVIDAD 1: Atrapar el movimiento de las plantas


Texto Introductorio

¿Has visto a las plantas moverse?

Sabemos que las plantas son seres vivos y por ende que nacen, crecen, se reproducen y mueren. Durante su vida estos increíbles organismos aumentan de tamaño, desarrollan hojas, crean todo tipo de sustancias, forman troncos, flores, frutos y semillas. A pesar de todo esto, a veces pueden parecernos algo estáticas, e incluso inanimadas. Pero ¿cómo es posible si sabemos que están vivas? 

Las plantas se mueven a un nivel extremadamente difícil de percibir para nuestros sentidos. Su ritmo es mucho más lento que la hiperactividad del mundo animal, a la cual estamos acostumbrados. Y por este motivo nos cuesta tanto apreciarlo. Incluso las plantas que nos acompañan en nuestras casas se están moviendo todo el tiempo. Aquí puedes ver algunos ejemplos sorprendentes! 

El movimiento de las plantas depende de las variables ambientales en las que se encuentran. Siendo las principales luz y gravedad. Otros estímulos que determinan su movimiento pueden ser físicos, químicos, gravitatorios, sónicos, lumínicos, biológicos, térmicos y atmosféricos. Puedes ver un poco más acerca de cómo perciben el tiempo las plantas aquí y acerca de cómo se comunican entre ellas acá.

Podemos clasificar el movimiento de las plantas en tropismo y nastias.

  • Tropismo: corresponde a cambios relativamente permanentes, de crecimiento o direccional de un organismo. Un ejemplo de esto es el crecimiento de los tallos y hojas hacia la luz (fototropismo) o la penetración de las raíces en el suelo (geotropismo).
  • Nastia: corresponde a movimientos pasajeros, activos y reversibles. Las respuestas de las nastias pueden durar unas horas o ser muy breves, de unos pocos minutos. Ejemplo de nastias son el movimiento del girasol al girarse en busca del sol, el movimiento de las plantas carnívoras al atrapar insectos o el movimiento de la Mimosa pudica.

Las plantas son en realidad muy movedizas y lograr atrapar ese movimiento es realmente revelador. Una forma de hacerlo es mediante el dibujo. 

Para esto tendrás que elegir una planta que tengas en tu casa. Si no tienes no te preocupes, puedes usar alguna verdura como lechugas, zanahorias, papas o cebollines. En este caso, ponla en un plato con abundante agua para que no se seque.

Videos de interés

Ejercicio 1

Paso 1: Toma tus materiales

Para esta actividad necesitarás cuaderno, lápiz y regla.

Paso 2: Elige una planta

Necesitarás una planta de interior, en lo posible de hojas grandes, para que puedas retratar con mayor claridad el movimiento de ellas. Por lo mismo, evita elegir plantas suculentas o cactáceas.

Paso 3: Prepara tu lugar de estudio

Elige un lugar para poder trabajar en la semana. Sitúate en un lugar cómodo de la casa donde haya buena iluminación y poca circulación de personas. 

Marca el lugar donde está tu silla así como donde va a ir tu cuaderno para evitar lo máximo posible que tu punto de trabajo se mueva.

Si lo deseas, puedes también usar un pedazo de cartón o cartulina como fondo con una regla dibujada para medir exactamente cuánto se mueve tu planta.

Paso 4: ¡Comencemos a dibujar!

Siéntate cómodamente. Trata de moverte lo menos posible al ilustrar tu planta. Imagínate que tienes un vidrio frente tuyo y «apoya» la regla en él para que puedas medir las dimensiones de tu planta. Trata de ser lo más detallista posible para que las diferencias sean claras con tus dibujos posteriores. Puedes ver ejemplos de cómo hacerlo aquí y aquí.

Paso 5: Repite tu dibujo

Repite tu dibujo 2 veces más con una diferencia de dos días (es decir, los dibujos se harán el día 1, 3 y 5) y en distintos horarios (mañana, mediodía, tarde).

Paso 6: ¿Qué aprendiste?

¿Pudiste notar cambios en la posición de tu planta?

¿Qué crees que buscaba tu planta al moverse?

¿El movimiento que registraste fue tropismo o nastia?

¿Se te ocurren otras cosas que se muevan a un nivel que no somos capaces de percibir?


ACTIVIDAD 2: Los microclimas de nuestra casa


Texto Introductorio

¿Dónde capeas el calor en el verano dentro de tu casa? ¿Hay un lugar especialmente rico y abrigado para pasar el invierno? 

Las personas pasamos cerca del 80% del tiempo en ambientes cerrados y, por lo tanto, es fundamental implementar medidas para mejorar estos espacios. Una forma simple de hacerlo es poner plantas de interior, pues promueven nuestro bienestar físico y mental: purificando el aire, regulando la temperatura y disminuyendo nuestro estrés. Puedes ver un poco más acerca de los beneficios que traen las plantas de interior aquí y aquí.

Los microclimas son una serie de condiciones climáticas como luz, temperatura, viento y humedad en un área de estudio definida. La dimensión de los microclimas pueden variar desde cientos de kilómetros hasta unos cuantos centímetros. Dependiendo de ellos, los distintos organismos se van a ir estableciendo de acuerdo a sus propios requerimientos. Por ejemplo algunas plantas, como los girasoles, pueden adquirir mayor tamaño en climas soleados, mientras que los helechos son felices en ambientes sombríos. 

Dentro de tu casa, los microclimas van a depender en gran parte de las fuentes de luz natural que proporcionan tanto iluminación como temperatura. Otros factores que van a condicionar las condiciones ambientales de tu hogar son la humedad (baño y cocina son más húmedos) y la presencia de calefacción o aire acondicionado. Es probable que en lugares cálidos con mucha luz tengas plantas suculentas o cactáceas, mientras que en lugares más sombríos tengas plantas de hojas grandes o helechos. Dependiendo de la época del año, también es posible que muevas las plantas para protegerlas del frío o acercarlas a una fuente de luz. Esto se debe al movimiento aparente del sol. En verano está más alto y en invierno está más bajo, como se puede ver en las siguientes imágenes.

Para poder analizar todas estas condiciones de tu casa, vas a registrar los microclimas haciendo un mapa de luz y temperatura.

Enlaces de interés

Ejercicio 2

Paso 1: Toma tus materiales

Para esta actividad necesitaremos cuaderno, lápiz y regla. 

Paso 2: Haz un plano de tu casa

Este será como los planos que usan los arquitectos, es decir visto desde arriba. ¡No olvides marcar dónde están las ventanas o los sitios donde entra la luz! Puedes ver varios ejemplos acá.

Paso 3: Mapea los microclimas de tu casa

Elige preferentemente un día despejado para poder distinguir bien los sitios luminosos de los más oscuros. Durante el transcurso del día pinta en tu plano la luz que llega a la piezas, diferenciando la luz de la mañana, la del mediodía y la de la tarde. También escribe notas adicionales como la sensación térmica o la presencia de viento en cada zona.

Paso 4: Mapea los microclimas a lo largo del año

Pueden repetir esta actividad a lo largo del año y así analizar cómo los microclimas van variando con el cambio de estaciones.

Paso 4: Imagina que eres una planta

¿Hay plantas de interior en tu casa? Por un momento imagina que eres una de ellas.

¿En qué lugar del mapa estarías más a gusto? ¿Por qué? ¿Qué crees que indica la forma de crecimiento de una planta en relación al lugar donde está? Por ejemplo, a veces las plantas estiran mucho sus tallos o giran sus hojas hacia un lugar. Eso nos indica que la planta está en busca de luz.

Si aún no tienes ninguna planta en tu casa, ahora ya conoces los microclimas que puedes ofrecerles y así elegir las más apropiadas para que se adapten bien y te puedan acompañar.


ACTIVIDAD 3: Inventario de árboles


Texto Introductorio

¿Recuerdas cuándo fue la última vez que te echaste bajo la sombra de un árbol? 

¿Fue en el patio de tu casa, en una plaza, en algún parque? ¿Podrías decir cómo era el árbol o la forma de sus hojas y la textura de su corteza? ¿Cuántos tipos de árboles conoces? ¿Sabes cuántas especies diferentes hay en tu barrio? ¿Serán nativas de Chile o provenientes de otros países del mundo?

El arbolado urbano es un elemento fundamental en el paisaje de la ciudad y cumple múltiples beneficios sociales, ambientales y económicos. Los árboles mejoran la calidad del aire, regulan el agua y la temperatura, promueven la presencia de otros organismos, disminuyen ruidos, controlan la erosión del suelo, revalúan la propiedad residencial, dan sensación de bienestar, sombra, recreación y embellecimiento del paisaje. En suma, los árboles de las ciudades son fundamentales a la hora de mejorar la calidad de vida de sus habitantes. Puedes ver más acerca de la importancia de los árboles de la ciudad aquí.

En Santiago, y en las grandes ciudades de Chile, los árboles urbanos han sido traídos de muchas partes del mundo, por lo que podemos encontrarnos desde palmeras tropicales hasta araucarias sureñas. Los árboles son muy diversos entre sí, tienen colores, texturas, tamaños, formas y aromas muy variados y cada una de estas características nos habla de su origen y de su historia. Aquí puedes encontrar una guía para identificar algunos árboles nativos de la zona central de Chile.

En Santiago, la distribución de áreas verdes es muy desigual: las cuatro comunas de mayor ingreso socioeconómico presentan cerca del 30% del total de áreas verdes, mientras que las cuatro comunas de menor ingreso, presentan sólo un 4%. Esto quiere decir que las personas de menos recursos cuentan también con menos acceso a los beneficios que traen estos importantes elementos. Puedes leer más acerca de las áreas verdes de Santiago en este estudio.

¡Necesitamos más arbolado urbano y mejor distribuido! Y para esto es muy importante conocer de cerca el que tenemos en nuestro vecindario. Vamos a hacer un inventario de los árboles del barrio.

Enlaces de interés

Ejercicio 3

Paso 1: Toma tus materiales

Necesitarás un cuaderno o libreta, un lápiz grafito y lápices de colores.

Paso 2: Observa los árboles de tu barrio

Observa los árboles que te rodean. Si tienes patio, puedes comenzar por ahí. Si no, sal a dar un paseo por tu barrio y dirígete a tu plaza más cercana mirando específicamente los árboles. ¿Cuántos tipos de árboles puedes ver? 

Paso 3: Registro de árboles

Por cada tipo de árbol que encuentres en una hoja de tu cuaderno realiza tres dibujos:

    1. La forma del árbol: Haz un dibujo general del árbol desde lejos. Trata de utilizar figuras geométricas como base para abstraer su forma. ¿Cómo es la copa? ¿Qué tan alto es? ¿Cómo crecen sus ramas? ¿Son rectas hacia arriba o curvas y entrelazadas? Puedes ver tipos de copas aquí.
    2. El tronco del árbol: Observa su tronco y realiza un dibujo de un cuadrado de 10x10cm de su corteza. ¿Cómo es el tronco? ¿Rugoso, liso? ¿Tiene marcas que la distingan de otros tipos de árboles? También puedes capturar la textura de su tronco poniendo la hoja de tu cuaderno sobre el tronco y frotando el lápiz grafito sobre el papel.
    3. Detalles del árbol: Dibuja una o varias hojas del árbol. Si tienen flores o frutos dibújalas también (estas partes son fundamentales para poder identificar el nombre de las plantas). También puedes tomar una muestra de las hojas y pegarla en tu cuaderno. Puedes ver los distintos tipos de hojas aquí.

Paso 4: Trata de identificar las especies registradas

Acá puedes ver una guía con los árboles urbanos más comunes. También puedes utilizar aplicaciones en tu móvil como iNaturalist o PlantNet.

Paso 5: ¿Qué aprendiste?

¿Cuántos tipos distintos de árboles pudiste identificar?

¿Son originarios de Chile o provienen del exterior?

¿Crees que la cantidad de árboles que viste es suficiente?

¿Puedes contribuir plantando árboles en tu casa?


>> Ejemplos de bitácoras de los/as participantes:


Envíanos los resultados de cada ejercicio a ccesantiago.actividades@gmail.com. y formarás parte de este bitácora virtual.

Ana Sandoval


Carla Vasquez


Eloisa Moncada


Isadora 


Ivan Vargas


Katherine Santamaría


Martín


Miriam Martinez Guirao

 


Nadia Reyes


Yvette

 

 

Organizamos con:

Colectivo Phytalab y la Fundación Fungi

Más actividades

enero 2021

lu ma mi ju vi sa do
28 29 30 31 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31

Relacionados